Pasar al contenido principal

EMERGENCIA EN LA FRONTERA

23 Marzo 2018
Frente a la ola migratoria venezolana, el Gobierno Nacional ha hecho un llamado a la comunidad internacional con el objetivo de pedir ayuda para brindar la atención adecuada a la niñez y personas que llegan a la frontera colombiana diariamente.

Ejemplo de esto es el trabajo en conjunto entre la Fundación PLAN, Plan International Alemania y Terre des Hommes para entrega de kits a población migrante ubicada en asentamientos, en las comunas 7 y 8 de la ciudad de Cúcuta quienes se han vinculado al Centro Piloto de la comunidad de los Scalabrinianos. 

El 22 y 23 de marzo, se repartieron Kits de higiene a 375 familias migrantes y 750 Kits de higiene a mujeres y adolescentes. Esta jornada estuvo acompañada de un proceso de formación en Derechos Sexuales y Reproductivos y Violencias basadas en género, por funcionarios de PLAN. De otra parte, se contó como aliado al PMA (Programa Mundial de Alimentos) quien en este marco hizo entrega de 1.200 bonos alimentarios para las familias migrantes.

En este punto es bueno recordar que finales de 2017, el Director General de Migración Colombia, Christian Krüger, informó que más de 550 mil ciudadanos venezolanos se encontraban dentro del territorio colombiano. Además, Migración Colombia ha registrado más de 141 mil niños y niñas que usan su tarjeta de movilidad fronteriza para desplazarse entre los dos países. 

 

La irregularidad de los migrantes se acompaña de una serie de situaciones que vulneran sus derechos y los ponen en riesgos, de manera más marcada para las mujeres, niños y niñas. Los riesgos más importantes son: inseguridad alimentaria, cambio de los roles dentro de la dinámica familiar, fracturas emocionales familiares y comunitarias con respecto a su antiguo lugar de residencia, consumo de sustancias psicoactivas y alcohólicas, violencia sexual y de género, especialmente feminicidio, violencia física y violencia intrafamiliar, prácticas de trabajo inadecuadas asociadas con la explotación laboral, empleo informal, falta de protección de niños y niñas, embarazo adolescente, abandono, dificultad de respuesta diferenciada para los grupos vulnerables (ancianos, personas discapacitadas, niños y niñas, mujeres embarazadas, entre otros), estigmatización y xenofobia, entre muchos otros.