Pasar al contenido principal

La paz se multiplica por dos

adila y adiela- PLAN

La PAZ: una palabra, tres letras y dos hermanas que trabajan por ese sueño que une a Colombia sin importar la raza, el color, el origen social o el género. Adiela y Adila Churta son gemelas, y no sólo se parecen físicamente, sino que también comparten los mismos ideales y las mismas ganas de trabajar para cambiar las cosas construyendo paz desde su cotidiano y su comunidad. 

Con el apoyo de PLAN, que hace más de 10 años trabaja por la inclusión y participación activa de las niñas, niños, jóvenes y adolescentes en la construcción de la paz territorial, estable y duradera, estas hermanas de 17 años han participado en diferentes proyectos para acercarse a su objetivo. A través de iniciativas como Tengo la Palabra y Las niñas, mujeres y jóvenes participando activamente en el proceso de la paz, en las que participan desde que conocieron a PLAN hace seis años, ellas han potencializado y fortalecido sus habilidades de liderazgo y trabajan para mejorar las condiciones de convivencia en su comunidad, Tangareal del Mira en Tumaco, Nariño.

“Esta  experiencia es maravillosa porque en la comunidad donde vivimos ha habido mucha violencia, y a partir de lo aprendido con PLAN se nos quitó el miedo y ahora luchamos por tener una comunidad en paz”, expresó Adiela.

“Participar en los proyectos de PLAN, me ha ayudado a sentir que soy importante y que soy capaz de transformar las vidas de los jóvenes y a mi comunidad”, dice con orgullo Adila.

adila y adilea 2 - PLAN

Estas jóvenes aman lo que hacen y en el proyecto donde participan crearon una iniciativa llamada Las voces de paz nos escuchamos, una estrategia que busca crear espacios de diálogo y participación donde todas y todos son agentes importantes para el cambio del país. “Las y los jóvenes están felices por la participación, es gratificante saber que la comunidad quiere ser activa en el proceso de paz”, expresan con mucha alegría las gemelas.

El sueño de Adila y Adiela es poder culminar sus estudios de bachillerato con honores para ser un  ejemplo de que cuando se quiere se puede. Adiela quiere estudiar Sociología para seguir apoyando y sacar adelante a su comunidad y Adila se dedicará al Derecho para poder defender a los suyos.