Pasar al contenido principal

Valiente, fuerte y comprometida

17 Febrero 2016
Vidas con Plan

Así es Tania Berdugo, una mujer valiente, fuerte y comprometida. Su historia es el reflejo de las miles de mujeres colombianas que como ella trabajan todos los días para sacar adelante a su familia y alcanzar sus metas. Para ella aprender y capacitarse es una oportunidad de crecimiento y por eso se inscribió al proyecto Soluciones de Empleo Juvenil, una iniciativa de PLAN, Actuar por Bolívar y la Escuela Taller de Cartagena para mejorar la calidad de vida de las familias a través de la educación.

Tania de 27 años fue una de las 30 mujeres jóvenes seleccionadas que participaron y se graduaron en Técnicas de Belleza. El curso, donde les enseñaron a hacer manicura, pedicura, peinados, maquillaje y tinturas entre otros,  duró 9 meses pero el aprendizaje fue exitoso y satisfactorio. Con lo aprendido, esta joven madre ha podido aumentar sus ingresos para apoyar en su hogar, compuesto por su esposo y sus dos hijas quienes viven en Sincerín, Bolívar en una casa que están terminando de construir.

“Soy muy feliz por la oportunidad que tuve porque pude estudiar lo que a mí me gustaba y así puede seguir creciendo con mi negocio, antes solo atendía a familiares ahora mis clientes se han multiplicado y atiendo entre 15 a 18 personas por mes”, expresó con alegría.

Su motivación para trabajar duro, salir adelante y buscar nuevas maneras de mejorar su calidad de vida son sus dos hijas; por ellas se levanta temprano todos los días, por ellas participó en este curso de belleza para poder complementar sus fuentes de ingreso. Luego de vender vegetales y pescado por las mañanas, Tania dedica sus tardes a embellecer a las mujeres de su comunidad.  “Después de enviar a mis hijas al colegio, salgo a vender pescado, yuca y plátano. En las tardes hago los arreglos de cabello y uñas a domicilio o en mi casa. Esta es mi rutina”, reveló Tania.

Todo lo que gana, lo comparte con su familia y lo ahorra para terminar de construir su casa y educar a sus hijas; pero Tania también piensa en ella, en el mes de diciembre se graduó como bachiller y ahora quiere seguir creciendo y preparándose para cambiar su vida y la de su familia.  “Mis hijas son la razón de mi vida. Lo que he aprendido en el curso que he hecho con PLAN y sus aliados lo aprovecharé al máximo para sacar adelante a mi familia. Les doy las gracias porque mi vida ha cambiado y ahora soy reconocida en mi comunidad”, concluyó Tania.