Pasar al contenido principal
4 Marzo 2016

Historia de Vida-Cleider-PLAN Los constructores de paz están en todas partes, viven en toda Colombia y tienen edades variadas. Son hombres, mujeres, niños, niñas, jóvenes, adolescentes de orígenes diversos. De sur a norte y de oriente a occidente hay personas que construyen paz desde sus casas, familias, comunidades, escuelas y trabajo porque saben que es un asunto de todos y todas. 

Cleider Andrés es una de esas personas que quiere participar, marcar la diferencia y contribuir al cambio. Por eso cuando PLAN llegó a su natal Yuto, a media hora de Quibdó, con el proyecto “Jóvenes Constructores de Paz”, su motivación salió a relucir y no dudó en inscribirse para trabajar por su comunidad. En ese momento, él estaba en el colegio y sabía que sin importar su edad ya podía aportar ideas y ser proactivo, porque su voz y la de todos los niños y las niñas es determinante en la construcción de la paz territorial estable y duradera.

A través de este proyecto, que buscaba potencializar técnicas participativas para la construcción de alternativas que promuevan la solución pacífica de los conflictos y prevenir que los y las jóvenes se involucren en actos de violencia, Cleider sintió que las cosas sí pueden cambiar con el compromiso de todos y todas.

“Antes de que llegará este proyecto, las relaciones en la comunidad eran complicadas, las peleas eran frecuentes. Lo que aprendí del proceso es que en los momentos de ira debo reflexionar y entender las situaciones del ser humano”, contó.

Hoy, Cleider creció, está en la universidad y para él haber participado en este proyecto de PLAN fue la base para lo que es hoy en día: un hombre convencido de que la construcción de paz es una acción que se alimenta día a día y entre todos y todas.  “Agradezco a PLAN porque me ayudó a ser una persona crítica para afrontar mejor mi vida y no verla de manera ingenua”, concluyó Cleider.