Pasar al contenido principal

El poder de las niñas

11 Marzo 2016

Fundación Plan-Niñas
Esta semana se conmemora la lucha de las mujeres por la igualdad de género. Pese a los avances a nivel legal, en la realidad sigue preocupando la vulnerabilidad de los derechos de las mujeres en Colombia, en temas como la violencia de género, salud, educación, acceso a un  trabajo digno, pobreza y discriminación entre otros.

Para PLAN en Colombia la igualdad de género es una de sus prioridades y trabaja con niñas, adolescentes y mujeres de comunidades vulnerables del país para potencializar sus habilidades de liderazgo y de empoderamiento brindándoles espacios de participación donde puedan desarrollar todo su potencial. “Nuestro compromiso es continuar con la promoción de los derechos de las niñas y los niños, implementando programas transformadores que permiten confiar en que tendremos un mundo más igualitario e incluyente”, manifiesta Marcela Henao, Asesora Técnica Nacional de Género de PLAN.

A través de diferentes proyectos y campañas como Por Ser Niña, PLAN les da la palabra a las niñas y a las mujeres para que ellas mismas compartan sus experiencias y transmitan sus mensajes para el cambio. Este es el caso de tres jóvenes mujeres del Pacífico y el Caribe colombiano: Heylin Peralta, Belkis Klinger y Blanca Manyoma, quienes en el marco del  Hay Festivalito 2016 participaron en un conversatorio con Marianne Ponsford directora del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, donde hablaron sobre los asuntos pendientes de los derechos de las niñas y mujeres. Con sus intervenciones las jóvenes mostraron su fuerza, convicciones, su empoderamiento y la claridad que tienen acerca de sus derechos: “Todos tenemos una fuerza transformadora”, manifestó Heylin y “La educación es una gran herramienta para el cambio”, concluyó Belkis.

Otra de las celebraciones emblemáticas para PLAN es el Día Internacional de la Niña, que se conmemora cada 11 de octubre a través del mundo para visibilizar las situaciones de las niñas y mostrar sus iniciativas para el cambio, como lo hicieron seis niñas de diferentes comunidades vulnerables que viajaron hasta Bogotá para hablar con los Magistrados sobre sus derechos y las tareas que están pendientes.