Gobernadora indígena a los 23 años | Fundación Plan en Colombia Pasar al contenido principal

Gobernadora indígena a los 23 años

8 Abril 2016

Yudis Mosquera-PLAN

Romper los estereotipos, correr los límites, imaginar nuevas reglas y no aceptar que la historia ya está definida son algunos de los retos que Blanca Luz Manyoma ha logrado cumplir. Con tan solo 23 años esta joven indígena Embera ha alcanzado la hazaña de ser la primera mujer gobernadora de su comunidad.

El reto no era fácil porque es joven, porque es mujer, porque es indígena y vive en el Chocó, departamento más pobre de Colombia; pero para ella todos esos factores han sido su fuerza. Gracias a su compromiso con su cultura, su identidad y con los suyos, esta mujer que a veces parece un poco tímida demostró que nada la va a detener y logró obtener la mayoría de votos. Ahora utiliza su papel para mejorar las condiciones de vida de su comunidad y darles voz a las mujeres y niñas indígenas.

A través de PLAN y de su participación en diferentes proyectos, Blanca Luz ha logrado mostrar la situación de las mujeres y las niñas emberas y trabaja día a día para lograr cambiar las cosas. Hace poco, en el Hay Festival de Cartagena, ella fue una de las jóvenes de PLAN que participó en el conversatorio con Marianne Ponsford, periodista y directora del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe y habló acerca de los asuntos pendientes de los derechos de las niñas y las mujeres.

Blanca Luz-PLAN

Con su intervención demostró su liderazgo y la fuerza que tiene para cumplir sus metas y velar por el bienestar de su comunidad. “PLAN me cambió la vida, me ha ayudado  y he podido superarme como persona”, expresó Blanca.

A través de su participación en los diferentes proyectos que desarrolla PLAN en esta zona, Blanca potencializó  su confianza en sí misma y entendió cómo desde su trabajo comunitario puede ayudar a la transformación social. “Mi forma de pensar ha cambiado mucho. A partir de los conocimientos adquiridos he podido fortalecer las capacidades de las mujeres de mi comunidad para que sean escuchadas y lograr que sus derechos sean respetados”, concluyó.

El mayor sueño de Blanca es poder ser reconocida por su papel de líder para seguir trabajando por los suyos con más visibilidad, lograr cambios duraderos y alcanzar la igualdad de género.