Pasar al contenido principal

la niñez necesita atención ¡ya!

28 Febrero 2017
Mujeres y hombres de este país debemos reflexionar acerca de las causas estructurales de estas violencias y comprometernos con la construcción de redes y prácticas que propendan por el cuidado de la vida, la libertad y la dignidad de la niñez.

Nos sentimos profundamente preocupados y consternados por el aumento de los casos de violencias hacía las niñas y niños de nuestro país, que cada vez más, salen a la luz a través de los medios de comunicación. La aterradora cifra que revela un aumento de 49,25% en las denuncias por violencia sexual contra las niñas y niños en Bogotá nos lleva a preguntarnos, cómo podemos cambiar ese panorama. 

El pasado 22 de febrero, El Colombiano tituló una noticia Pareja habría asesinado a su hija porque no fue niño.  La mataron Por Ser Niña y al día siguiente El Tiempo publicó otro artículo que pregunta si ¿Hay una epidemia de violencia sexual contra los niños en Bogotá? Si bien el título no hace invisible a las niñas, principales víctimas de las violencias y abusos sexuales descritos en el texto y en la realidad de las cifras, acierta en utilizar la palabra epidemia al referirse a esta situación. 

Política de Protección a la Niñez

Según los reportes entregados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) ante el Consejo Distrital para la Atención Integral de Víctimas de Violencia Intrafamiliar y Explotación Sexual, en el 2016 se presentaron 2.297 denuncias por violencia sexual contra niñas y niñas, frente a 1.539 en el 2015. Y el 73% de todos esos presuntos delitos sexuales en Colombia en el 2016 fueron en niñas, y es aún más alarmante que la imputación de cargos es tan sólo del 2 por ciento, es decir que de 117.000 casos de violencia familiar, menos de 2.340 llegan a juicio.

Enfrentar estas realidades y esas cifras no es fácil pero debemos actuar ahora: como organización que trabaja de manera ardua para que las violencias contra la niñez no nos ganen la batalla, haciendo incidencia para que se cumplan las leyes, para agilizar los trámites, para dar a conocer las rutas de atención, para educar a los servidores y operadores que tratan esos casos, para implementar más proyectos que generen mejor prevención en las familias; y como ciudadanos, denunciando los casos de maltrato y entendiendo que la niñez se vive solo una vez y es un imperativo cuidarla. 

Mujeres y hombres de este país debemos reflexionar acerca de las causas estructurales de estas violencias y comprometernos con la construcción de redes y prácticas que propendan por el cuidado de la vida, la libertad y la dignidad de la niñez. La protección de nuestras niñas y niños es una responsabilidad de todos.

¡Debemos actuar unidos ya! ¡La PAZ empieza por cuidar la vida y garantizar los derechos de las niñas y niños, AHORA! 

 

>>Súmate por la niñez ahora>>

Conoce nuestra campaña >>Ponle los 6 sentidos>>

Ponle los 6 sentidos