Plan por la Educación y el Desarrollo | Fundación Plan en Colombia Pasar al contenido principal

Plan por la Educación y el Desarrollo

plan_por_la_educacion

Este programa tiene como objetivo contribuir al fortalecimiento de las relaciones vinculares afectivas, democráticas y solidarias de niñas, niños, adolescentes y jóvenes para el desarrollo de sus potencialidades, talentos y proyectos de vida, mediante el desarrollo de aprendizajes significativos en ambientes de convivencia pacífica.

Resultados más importantes de 2015

PLAN por la Educación

CONTEXTO

Según el DANE, los niños y las niñas menores de 5 años que asistieron a un establecimiento de Atención Integral a Primera Infancia (AIPI) fueron en total 1.405.286, 73.883 menos que en 2013. Estos niños asistieron en mayor proporción a hogares comunitarios de bienestar familiar con un total de 596.511, seguido de jardines privados con 336.004 y los hogares infantiles o jardines de bienestar familiar con 279.7234. Durante el año 2014 la Investigación de Educación Formal mostró que la matrícula nacional fue de 10.278.211, inferior en 262.500 con respecto a la matrícula de 2013, lo que significó una variación negativa de 2,5 %. Este mismo comportamiento se observa en las cifras reportadas por el Ministerio de Educación Nacional, pasando de 10.629.565 en 2013 a 10.341.023 en 2014 con una variación de -2,7 %.

 

Testimonio:

“El camino del amor”: una apuesta para la construcción de paz"

plan_por_la_educacion_2-

Nicolás es un joven que desde la infancia estuvo muy cerca a situaciones de violencia en su comunidad, por esta razón decidió convertirse en un constructor de culturas de paz. A sus 17 años Nicolás reconoce a PLAN cuando tenía 15 años y se vinculó al proyecto “El camino del amor”, una apuesta por reducir la fuerza que ha tomado la violencia en las relaciones personales, familiares y sociales mediante la vivencia del amor, la sensibilidad, el cuidado y el compromiso. Según un estudio de PLAN, los tipos de violencia más frecuentes en la escuela son burlas, maltrato psicológico, castigo físico, amenazas, robos, y acoso sexual, discriminación social por condición de género, religión, raza, situación económica y discapacidad.

Nicolás es todo un líder; además de participar en este proyecto fue elegido como personero de su institución educativa en el año 2014, su empoderamiento es reconocido por los integrantes de la comunidad educativa. Desde allí también ha promovido una sana convivencia a través de la resolución de conflictos. Su sueño es crear una gran organización donde el principal valor de sus integrantes sea el respeto por el otro.